DISFRUTA OLMUÉ

EN OLMUÉ PROTAGONISTAS DE LA REFORMA AGRARIA ENCABEZARON SEMINARIO EN CUMBRE DE LA AGRICULTURA FAMILIAR


Un cambio definitivo a la forma de vivir en el campo, un salto a la dignidad, el hito que permite el nacimiento de la Agricultura Familiar Campesina. Éstas fueron algunas de las expresiones usadas para referirse al impacto de la Reforma Agraria en Chile, durante el seminario que analizó este hito a 50 años de su implementación, realizado en el marco de la Primera Conferencia de Agricultura Familiar del Mercosur Ampliado, que se desarrolla hasta el viernes en Olmué.
El ex ministro de Agricultura Jacques Chonchol, el ex vicepresidente ejecutivo de la Corporación de la Reforma Agraria (CORA) y ex senador Rafael Moreno, la ex senadora Carmen Frei -hija del Presidente Eduardo Frei Montalva, que en julio de 1967 firmó las leyes de Reforma Agraria y de Sindicalización Campesina- y dirigentes del mundo campesino encabezaron una extensa reflexión ante más de 200 asistentes.
Moreno, estrecho colaborador de Frei Montalva en la puesta en marcha de la Reforma y redactor de las leyes, calificó ese momento como “el cambio cultural más profundo que ha tenido la democracia chilena y la sociedad a lo largo de su historia, porque cambió definitivamente la forma de vivir”.
Recordó que hasta ese momento los campesinos estaban sometidos al inquilinaje, donde las tierras incluso eran vendidas con ellos y sus familias adentro, y regidos por el “imperio de los que tenían tierras y que controlaban el poder económico, el poder social, el poder político, por lo tanto eran ellos los que elegían presidentes de la República, senadores, diputados y alcaldes, y administraban las leyes”.
TESTIMONIOS DE LA HISTORIA
Chonchol, uno de los principales actores en la consolidación de este proceso en su cargo de ministro del Presidente Salvador Allende, coincidió en que “las leyes de Reforma Agraria y de Sindicalización Campesina fueron fundamentales para liberar al campesino chileno de un régimen de servidumbre que venía con distintas variantes desde la época colonial”, y enfatizó que este cambio fue posible gracias a que estaban dadas las condiciones políticas y sociales.
Carmen Frei, quien conoció el germen de la Reforma, hizo un relato íntimo del modo en que su padre se conmovió por la situación “indigna” de las familias campesinas cuando de niño le tocó vivir en la zona de Lontué y estudiar en una escuela pública junto a hijos de campesinos: “Él sentía que estaba devolviéndoles a sus amigos de infancia lo que merecían. La vida en el campo era extremadamente dura y denigrante, sobre todo para las mujeres, ya que los patrones incluso tenían derechos sobre ellas (…) Esto no lo hizo mi papá solo, es obra de un grupo enorme de personas que creyeron, que tuvieron el entusiasmo, las ganas y la valentía de luchar en los buenos y en los malos tiempos”.
Oscar de la Fuente, presidente de la Confederación Nacional Campesina y Trabajadores del Agro de Chile (Conagro), que fue el encargado de la apertura del seminario, resaltó el “profundo sentido transformador” de estas leyes, lamentó el retroceso a partir del Golpe de Estado de 1973, “con acciones de revancha y violencia política”, y rindió un especial homenaje a las víctimas de la represión.
El dirigente pidió proyectar los aprendizajes de la Reforma Agraria al desafío actual, que está cruzado, apuntó, “por las contradicciones y desafíos que plantea un sistema de economía de mercado”, lo que exige profundizar el apoyo a la pequeña agricultura “porque hoy el mundo rural sigue afectado por profundas desigualdades”.
De la Fuente, cuya alocución coincidió con lo expresado en el conversatorio por los dirigentes Alicia Muñoz, Santiago Carvajal y Osvaldo Zúñiga, llamó a construir una “nueva estrategia de desarrollo rural que parta desde los territorios, única forma de asegurar que ésta sea inclusiva y sostenible”.
EL TRABAJO DE INDAP
El seminario concluyó con un panel que encabezó el director nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, quien detalló los avances de los últimos años de la institución, clave en la época de instalación de la Reforma Agraria, en el trabajo con la pequeña agricultura.
Sustentabilidad, comercialización, inclusión de mujeres y jóvenes, pueblos originarios, han sido las prioridades institucionales en este período, dijo Sotomayor, quien afirmó un compromiso: “Hoy, nosotros, los dirigentes y los funcionarios públicos, tenemos la responsabilidad de concretar ese sueño, con todas las luces y las sombras”.
Entre los asistentes al seminario, además de las autoridades y representantes campesinos de los países del Mercosur Ampliado, estuvieron la directora de la Comisión nacional de Riego (CNR), Loreto Mery; el seremi de Agricultura de Valparaíso, Ricardo Astorga, y el ex director de INDAP, Ricardo Halabí.