DISFRUTA OLMUÉ

De Cañete es el ganador del XXXIX Festival del Huaso

Gabriel Betancur junto a Pedro Castillo luciendo el Guitarpin, que obtuvieron por el primer lugar con la canción Luna Lunita de Miel.
Pedro fernández fue lo más relevante del show, las entradas para el día domingo estaban agotadas con anterioridad, y el público permaneció hasta altas horas de la madrugada para ver a su ídolo en vivo.

El autor y compositor José Gabriel Betancur Mora, originario de la comuna de Cañete, fue el ganador de la trigésimo novena versión del Festival del Huaso de Olmué, quien interpretó junto a Pedro Castillo, su tema "Luna, Lunita de Miel", llevándose merecidamente el Guitarpín, y los cuatro millones de pesos del primer lugar. Decisión del jurado, presidido por el músico y concejal quilpueíno Guillermo Stolzmann, acompañado por el folclorista Danny Rodríguez; la cantante Denisse Malebrán; la juvenil cantautora Sadina Odone; el folclorista Patricio Meza; el critico de ChileVisión Italo Passalacqua; y la cantante Magdalena Matthey; quienes otorgaron el segundo lugar, al taquirari nortino "Cantor Olvidado" de Manuel Veas Rodríguez, interpretada por el grupo "Calichal"; y el tercer lugar a la tonada "Pasión , Cielo y Cordillera" de José Cornejo Aliaga, interpretada por "Los Huasos Hidalgo", quienes además obtuvieron el premio al mejor intérprete.
El viernes, fue la jornada inaugural, con una obertura nortina, que si bien tuvo espectacularidad, no fue muy acertada para el tamaño del escenario, (80 personas en escena); luego vino la actuación de "Illapu" con varios defectos de sonido (no sonó nunca el charango) mostrando un repertorio un tanto melancólico, lograron el apoyo del público, manifestando en escena su apoyo a la causa Mapuche; la revelación del festival fue sin duda el grupo "Juana Fe" que hizo bailar al público, que coreó y bailó entusiasta "llévele lo bueno..."; también el trío mexicano "Reik" fue el favorito de las jovencitas; y el humor de Manpoval, se repitió el plato con éxito; finalizando la noche con el rap candombero de Dj Méndez -que cerró pasadas las tres y media de la mañana- e hizo bailar a los que se quedaron a verlo, ya que la jornada fue demasiado extensa para muchos.
El sábado, la obertura estuvo dedicada a Olmué -también un poquito masiva para el escenario- pero fue una idea que fue muy aplaudida, en especial por los olmueínos, que vieron reflejada parte de sus tradiciones e historia como pueblo; luego vino el ritmo de Joe Vasconcellos, con un repertorio conocido, logrando el reconocimiento del público de todas las edades; "Los Huasos Quincheros" celebraron sus setenta años de trayectoria, destacando el respeto del público, que disfrutó de su ya tradicional repertorio-aunque uno de los humoristas del Club de la Comedia , no se pudo contener y les gritó “fascistas”; la cantante Denisse Malebrán, mostró con éxito parte de su álbum solista "Maleza" y algunos temas de su ex grupo "Saiko"; el humorista Mauricio Flores, logró el peak de rating de la noche, con su personaje Melame, donde Leo Caprile estuvo también muy bien actuando como parner; finalizando la jornada, el grupo "Garras de Amor", que se llevó el cariño de sus fans de la zona, que se sacaron muchas fotos con sus ídolos de la canción tropical.
La jornada de clausura -a tablero vuelto- tuvo una hermosa obertura dedicada a Violeta Parra, con la participación de parte del grupo Congreso, los cantantes Pedro Foncea y Magdalena Matthey, quienes refrescaron el repertorio de nuestra máxima embajadora musical; luego la genial actuación de "Los Tres" que encendieron al público con sus clásicos temas y varios pies de cueca; esa noche también Titae Lindl se lució junto a Los Cinzano, con los que tocó cuecas, tangos y otros clásicos del legendario bar porteño; el humor debutante de los Cuatro Octavos, estuvo dedicado a los lolos y sus juegos de PC, lo que fue muy aplaudido; y finalmente la esperada actuación del ídolo mexicano Pedro Fernández, que demostró su talento y sencillez en el escenario de El Patagual, a altas horas de la madrugada, sin que prácticamente nadie se moviera de sus asientos.
Tres días de fiesta, que culminaron exitosamente también en cuanto a taquilla, ya que en promedio se vendió un 90% de la capacidad de El Patagual, con algunos reparos en problemas de índole técnico y de infraestructura que son solucionables, y que ya están siendo vistos por la comisión organizadora, para ser tratados en conjunto con los ejecutivos de ChileVisión, en vista del próximo certamen, cuando se cumplen cuatro décadas del Festival del Huaso de Olmué
.