DISFRUTA OLMUÉ

SESIÓN ESPECIAL POR TEMA CARDONES POLPAICO





Desde de todos los sectores políticos se cuestionó la falta de consulta ciudadana y se criticó la poca capacidad del Gobierno para atender las demandas de las comunidades afectadas y cumplir compromisos establecidos con éstas, particularmente en materia de cambio de trazado. En la oportunidad, la Sala aprobó un proyecto de resolución por el cual se le pide al Gobierno que retrotraiga el proceso a la fase de ingreso a estudio de impacto ambiental y que constituya una mesa técnico, política y social para definir un trazado viable.
En esta sesión se hizo presente la alcaldesa Macarena Santelices, acompañada de varios funcionarios y vecinos de la comuna; quien se unió a los demás ediles presentes, entre los que se encontraban los alcaldes de Zapallar y de Limache, varios concejales, además de representantes de organizaciones ambientalistas de las comunas que serían afectadas con el trazado de este proyecto energético.  
Con un discurso duro y directo, representantes de todos los sectores políticos encararon esta noche, en sesión especial de Sala de la Cámara de Diputados, a los Ministros de Energía, Máximo Pacheco, y de Medioambiente, Pablo Badenier, por el apoyo entregado por el Gobierno al proyecto de trazado eléctrico "Cardones-Polpaico", el cual estimaron presentaría diversos vicios en su confección y atentaría gravemente a los intereses de las comunidades afectadas.
El encuentro, originado en el seno de la Comisión de Medioambiente de la Cámara, se inició a las 19:30 horas y tuvo como objeto específico analizar el Plan de Expansión Chile LT 2×500 kV Cardones-Polpaico”, llamado comúnmente como “Proyecto Cardones-Polpaico”, que busca conectar las subestaciones eléctricas de Cardones, al sur de Copiapó, y Polpaico, al norte de la Región Metropolitana, pasando en su trayecto por 20 comunas de cuatro regiones del país.
Según explicó la diputada Andrea Molina (UDI), promotora de la cita, la sesión especial tuvo su origen en la falta de atención manifestada por el Gobierno que, en la semana pasada, no concurrió a una convocatoria de la Comisión de Medioambiente para responder a las comunidades afectadas por el trazado.
Reclamó en términos generales por la falta de voluntad del Gobierno para buscar acuerdos con las comunidades y acusó directamente al Ministro Pacheco de faltar a sus compromisos en materia de cambio de trazado, por cuanto hasta la fecha se mantendría el originalmente presentado.
La legisladora, junto con destacar en su discurso el trabajo realizado por la ciudadanía para detectar vicios y hechos cuestionables en torno a este proyecto, detalló algunas de sus principales características, como la extensión del trazado de más de 730 kilómetros y la ubicación de torres de alta tensión que superarían en altura al conocido faro de La Serena, que pasarían por zonas habitadas o de alta importancia turística.
Dijo que no están en contra del desarrollo ni de la llamada carretera eléctrica, porque es conocida la necesidad del país en materia energética, pero recalcó que ello no puede realizarse a costa de pasar a llevar a las comunidades afectadas. En este punto, sostuvo que éstas no fueron consultadas en el proceso de evaluación ambiental, pese a lo que indica la autoridad.
En la sesión, frente a una concurrida asistencia de representantes de las zonas afectadas, intervinieron en una línea similar los diputados Sergio Gahona (UDI), Yasna Provoste (DC), Christian Urízar (PS), Cristina Girardi (PPD), Jorge Rathgeb (RN), Camila Vallejo (PC), Arturo Squella (UDI), Luis Lemus (PS), Raúl Saldívar (PS), Daniel Melo (PS) y Rodrigo González (PPD).
Los legisladores cuestionaron en sus alegatos puntos específicos del proyecto e, incluso, pusieron en algunos casos en tela de juicio la transparencia y la probidad del proceso de licitación y adjudicación. De hecho, se llegó en algunos discursos a observar la relación del trazado con la existencia de pertenencias mineras, cuestionando con ello la finalidad última de la línea de transmisión.
La amplia crítica tuvo su punto máximo cuando la Sala, por unanimidad de 50 votos a favor, aprobó un proyecto de resolución por el cual se indica que el estudio de impacto ambiental del proyecto Cardones-Polpaico "adolece de falta de información grave e incluye datos incorrectos que no permiten su evaluación conforme a la legislación vigente
Entre otros punto, se estima que la gravedad de los hechos denunciados constituyen una flagrante vulneración y omisión de imperativos legales que deben soportar y cumplir las partes en procedimiento de evaluación ambiental e implican un atentado grave contra el principio de buena fe.
Bajo estas ideas, la Corporación solicita director del Servicio de Evaluación Ambiental que "proceda a invalidar los actos administrativos denominados Icsara 1 y/o, de ser necesario, Icsara 2, ordenando se retrotraiga este proceso de evaluación ambiental al estado de ingresarse un estudio de impacto ambiental conforme a la ley". Además, se pide "que se vuelva a constituir una mesa técnico, político y social que busque diseñar un trazado viable y acorde a la misión de desarrollo regional que debe tener el país".
MINISTROS
El Ministro Máximo Pacheco, si bien destacó al término del debate que el proyecto nació y fue licitado durante el Gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera, defendió igualmente su existencia recalcando que es fundamental y estratégico para el país, permitiendo detener las alzas en las cuentas de la luz. Asimismo, dijo que su constitución garantizará mayor seguridad al suministro eléctrico y permitirá resolver los cuellos de botella existentes para el desarrollo de iniciativas energéticas en el norte del país, particularmente del tipo renovables no convencionales.
Respaldó el proceso de licitación y refutó cualquier cuestionamiento a la empresa que a se adjudicó su levantamiento y ejecución. Recalcó que el trazado de la línea troncal fue definido por la empresa antes de ser adjudicado y sostuvo que el Ministerio de Energía no tiene facultades para influir en cambios en el mismo o para retirar el proyecto.
Indicó que ya es común que las comunidades digan que están de acuerdo con los proyectos energéticos siempre y cuando no se desarrollen en su zona y, en dicho plano, estimó necesario un mayor compromiso de parte de la ciudadanía para la convivencia social del país. Asimismo, dijo que el Estado de Chile debe ser respetado en sus procesos y criticó que se le trate con desprecio. Finalmente, expresó el compromiso del Ministerio de desarrollar una política energética con legitimidad social y mantener los canales de comunicación abiertos y de buena fe. "El proceso continua y necesitamos construir una relación de confianza con el Parlamento y las comunidades", sentenció.
Por su parte, el Ministro Badenier llamó a tener confianza en el sistema y sostuvo que la institucionalidad cumple con su rol encomendado por la ley. Afirmó que, a la fecha se presentaron observaciones de 30 servicios del país y afirmó que sí se efectuaron consultas ciudadanas en este tema, siendo prueba de ello las 1.640 observaciones recibidas de varias de las comunidades y municipios afectados.

Recordó que el proyecto recién ingresó al sistema de evaluación el 6 de marzo y pidió a los legisladores y a los representantes de las comunidades presentes que no saquen conclusiones adelantadas sobre la materia. Recalcó que el próximo 12 de junio vence el plazo para que el titular del proyecto responda a las observaciones y aseguró que no les va a temblar la mano para rechazar la iniciativa, si no se cumplen con las exigencias y las medidas de mitigación correspondientes.