DISFRUTA OLMUÉ

ENCARGADOS DEL CENSO ASPIRAN A ENCUESTAR A SOBRE UN 95% DE LA POBLACIÓN EN MARGA MARGA Y DISMINUIR LA BRECHA DE LOS NO CONTABILIZADOS

Una reunión de coordinación, a fin de coordinar distintos aspectos de los procesos relativos al precenso a ejecutarse durante el 2016 y al censo abreviado del año 2017, sostuvieron este lunes el gobernador provincial de Marga Marga, Gianni Rivera, y el director regional del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Mauricio Serrano, quien estuvo acompañado de su equipo de trabajo.
En la oportunidad, Serrano interiorizó al gobernador sobre los planes del INE para llevar a cabo el censo abreviado del año 2017, específicamente en lo relativo al precenso que se requiere y que se va a desarrollar en la Región de Valparaíso entre abril y junio de 2016, para lo cual se deben coordinar locales, personal a contratar y los municipios de Quilpué, Villa Alemana, Limache y Olmué.
Sobre la reunión mantenida en la Gobernación de Marga Marga, el gobernador Gianni Rivera manifestó que “hemos sostenido esta reunión con el director regional del INE más todo su equipo porque acá como Gobernación estamos totalmente dispuestos a colaborar a que este censo se haga de mejor manera, se complemente la información que falta. Para nosotros es muy importante lo que estamos realizando, y esta Gobernación, esta provincia, va a ser considerada. Esperamos que se cense al 100% de la población, estamos dispuestos para aquello”.
Junto con ello, adelantó que “vamos a disponer de la infraestructura necesaria, del equipo que sea necesario, para lograr y tener un muy buen censo 2017”.
En relación a los lugares donde se debe realizar un esfuerzo especial por contabilizar a sus habitantes, considerando la lejanía o las particulares condiciones de acceso que existen, Rivera mencionó, por ejemplo, los casos de Cajón Grande, Colliguay, Quebrada Alvarado y Lliu Lliu.
En tanto, el director regional del INE indicó que el desafío de este año es la planificación “para poder obtener la cantidad de locales adecuados, contratar a los equipos que sean idóneos técnicamente, y el 2016 un levantamiento ya de precenso que tenga la mayor cobertura posible, o sea, que lleguemos a todos los rincones de la provincia, eso nos va a permitir actualizar nuestra cartografía, lo que va a redundar en que en el censo del 2017 vamos a poder destinar a cada uno de los censistas al lugar adecuado y no se nos quede nadie fuera del censo”.
En este sentido, acotó que “si nosotros logramos superar una cobertura del 95 ó 96%, vamos a tener un censo que es bastante exitoso”, considerando que el censo de 2012 no arrojó una cifra exacta de personas no contabilizadas, pero las estimaciones indican que quienes no fueron considerandos estuvieron en torno al 9 y 10%.