DISFRUTA OLMUÉ

CONTRALORÍA ACOGE DENUNCIA QUE BUSCA ANULAR PROCESO PÚBLICO QUE APROBÓ LOS RULOS

Como un gran avance en defensa del Valle de Limache y de la región de Valparaíso, calificó el consejero regional Percy Marín  la decisión de la Contraloría Regional de acoger la denuncia realizada a principios de año para declarar la nulidad del proceso público que aprobó la instalación de la termoeléctrica Los Rulos.
La acción conjunta del consejero regional junto a la abogada y candidata a diputada RN Camila Flores, es paralela a los reclamos y observaciones que recibió el Servicio de Evaluación Ambiental SEA.
"El hecho de que Contraloría haya acogido nuestra denuncia nos comprueba que este mal proyecto contiene irregularidades en su proceso completo, y se deben determinar con urgencia las responsabilidades de ello", señaló el consejero Percy Marín.
"El hecho de que el intendente, limachino, haya apoyado la termoeléctrica, que Salud y Medio Ambiente hayan votado a favor pese a haber realizado ellos mismos gran cantidad de observaciones, o que el director de SEA
haya trabajado previamente en la elaboración de bases para la adjudicación de proyectos por parte de privados, son muestras concretas de los vicios del proceso que debe ser anulado", explica Camila Flores, abogada medio ambiental y candidata a diputada RN por la quinta cordillera.
"Estos resultados se tienen cuando realmente se enfrentan con trabajo y no con demagogia, situaciones como ésta", enfatiza Marín.
La comunidad ha mostrado gran rechazo a la iniciativa, incluso después de ser votada favorablemente de manera unánime en febrero.
La denuncia en contraloría es paralela a los reclamos y observaciones que recibió el Servicio de Evaluación Ambiental SEA, respecto al proyecto, los que sumaron 13 recursos de reclamación en total, por parte de ciudadanos e instituciones.

A ello hay que agregar la acción reclamatoria presentada por la propia empresa IC Power,  ante el Consejo de Ministros, para enmendar y aclarar puntos que, según su gerente general Hugo Lecaros, quedaron mal redactados o poco claros en la Resolución de Calificación Ambiental aprobada en febrero.