DISFRUTA OLMUÉ

IDENTIFICAN A LOS DOS JÓVENES DELINCUENTES DE VALPARAÍSO QUE FUERON ASESINADOS EN OLMUÉ

Como Byron Zavala Navarrete (17) y Bryan Hermosilla Jofré (19) fueron identificados finalmente las dos víctimas de asesinato encontradas en el sector de La Aguada, en la parte alta de Lo Narváez, en la comuna de Olmué. Ambos cuerpos fueron ultimados a balazos y mostraban signos de haber sido torturados previamente.
El hecho que conmocionó a la tranquila comuna de Olmué, aconteció entre la noche del viernes 28  y la madrugada del sábado 29 de abril, cuando ambos sujetos con domicilio en Valparaíso, supuestamente venían a una fiesta en el sector de Lo Narváez, según testimonios de sus familiares. Pero por razones que se investigan ambos habrían sido interceptados por un número indeterminado de individuos, quienes actuaron en forma muy violenta con sus víctimas, presumiblemente -según hipótesis de la policía- por ajustes de cuentas entre delincuentes, ya que ambos tenían prontuario por delitos de robo y porte ilegal de armas de fuego, lo que es materia de la investigación a cargo de la Brigada de Homicidios de Valparaíso.
Vecinos del lugar fueron los que avisaron a Carabineros la mañana del sábado, ya que en plena calle La Aguada había rastros de sangre donde se podía apreciar que fue arrastrado hasta el lugar donde fue arrojado el cadáver de Byron Zabala. Luego los propios familiares de Bryan Hermosilla encontraron su cadáver, ya que según indicaron los propios asesinos usando el celular de la víctima les enviaron un Whatsapp con una foto del cadáver donde había sido arrojado. Luego los peritajes realizados indicaron que el lugar donde se produjo la agresión fue donde se encontró el segundo cadáver; y según testimonios de vecinos, Byron intentó escapar de sus agresores, siendo herido en varias partes del cuerpo, hasta ser alcanzado recibiendo un tiro en la cabeza que lo ultimó.
En el sitio del suceso se hizo presente personal de Carabineros, y de la BRICRIM de la PDI de Limache y de la Brigada de Homicidios Valparaíso, quienes procedieron a los peritajes de rigor, y al empadronamiento de los vecinos, en busca de posibles testimonios.
La investigación y diligencias de este hecho policial quedó a cargo de la Brigada de Homicidios de Valparaíso.