DISFRUTA OLMUÉ

EMPRESARIO DONÓ TRES MIL KILOS DE MANDARINAS A VECINOS DE OLMUÉ



GRACIAS A LA DONACIÓN DE UN EMPRESARIO DE LA ZONA SE PUDO CONCRETAR LA ENTREGA REALIZADA EN EL FRONTIS DE LA MUNICIPALIDAD.

Cientos de vecinos de Olmué llegaron hasta el municipio en busca de ricas mandarinas. 3.000 kilos de la fruta fueron repartidos por la alcaldesa Macarena Santelices, gracias a la donación del empresario Benjamín Urenda que decidió beneficiar a los vecinos que llegaron en masa hasta el centro de la ciudad. En total, cada persona podía retirar hasta 2 kilos de la preciada fruta.
A través de un llamado en redes sociales se dio a conocer la donación que fue concretada en horas de la tarde del día miércoles y finalmente, repartida este jueves. La alcaldesa Macarena Santelices agradeció el gesto de la familia Urenda, artífice de esta gran cadena solidaria.
“Ojalá más agricultores y empresarios de nuestra comuna se sumen y se acuerden de nuestros vecinos, niños y adultos mayores que fueron beneficiados con esta donación de 3 mil kilos de mandarinas. Es fundamental este aporte. 1 kilo, 2 kilos de frutas, verduras son inalcanzables para familias que ganan el sueldo mínimo y por esto, estamos muy agradecidos de iniciativas como ésta que espero se repitan”, destacó la alcaldesa Santelices.
Benjamín Urenda, empresario y benefactor, destacó que: “el mercado externo es más exigente, pero sigue siendo una mandarina buena, muy rica, con muy buen jugo, pero al mercado externo  le gusta la mandarina más grande y sin problemas en la piel y esta es una fruta que se descarta en el campo y que se puede vender en el mercado nacional o en el caso de ahora, la regalamos a la comunidad”.
A la 11:00 fue la cita, en el frontis de la Municipalidad.  “Estoy muy contenta porque le llevo unas frutas a mis nietos que les gusta tanto. Agradecida por estos regalos y atención que nos dan a la tercera edad”, explicó una vecina beneficiada de Olmué. 

Antes de las 13:00 horas, se acabaron las 3 toneladas de mandarinas que agitaron durante algunas horas, la tranquila jornada olmueína.