DISFRUTA OLMUÉ

CLUB ARTE ORIENTE DEPORTES DE OLMUÉ HACE EXCELENTE BALANCE DEL AÑO 2016



El Club Arte Oriente Deportes de Olmué, es una entidad deportiva que practica el Kung Fu y la Danza del León (del norte y del sur) y la danza del Dragón, disciplinas de artes marciales y tradiciones de origen chino, que son impartidas en el Gimnasio Municipal de Olmué, los días lunes y jueves de 18.00 a 21.00 horas, en forma totalmente gratuita, gracias a un convenio sostenido por el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar con la Ilustre Municipalidad de Olmué.
Durante el año 2016 esta entidad deportiva ha obtenido varios logros destacables, obteniendo nuevos recursos para implementación gracias a proyectos postulados al Gobierno Regional de Valparaíso; también este año su shifú Héctor Cortés tuvo la oportunidad de viajar a la República Popular China para perfeccionarse en la Escuela del Deporte de Beijing; también sus integrantes han participado en importantes ceremonias del Instituto Confucio en varias regiones del país, destacando su participación desde hace ya varios años en la celebración del Año Nuevo Chino en la V Región.
Este año también sus integrantes pudieron asistir a la presentación de los Monjes Shaolín que visitaron el país haciendo exhibición de las artes marciales chinas del Kung Fu; y recientemente tuvieron la oportunidad de perfeccionarse con el destacado instructor (shifú) español Santi Valls Martínez, durante casi una semana de entrenamiento intensivo, además de convocar a un seminario sobre esta disciplina el que se realizó en la Escuela Atenas de Olmué, el viernes 9 y sábado 10 de diciembre.

A continuación adjuntamos la nota publicada por el Instituto Confucio de la UST de Viña del Mar, sobre esta reciente actividad que se realizó en el Salón de Honor de esta Universidad.

La danza del león es una tradición por excelencia. Desde épocas ancestrales se ha constituido como un elemento infaltable en celebraciones y ceremonias, ganando con el paso del tiempo múltiples seguidores y exponentes en todos los rincones del mundo, siendo Santi Valls Martínez uno de ellos.
“La danza del león chino no solo se trata de bailar y entretener, su fuerza y profundidad es la que nos atrapa, nos sorprende y satisface, pues más que un espectáculo es un ritual que comulga con lo más profundo de nuestra alma” postula Valls Martínez, quien se desempeña como profesor asociado de la Universidad de Jaume I.
Durante la conferencia, el miembro fundador  del equipo Hong Teck Spain y representante del Hong Teck Shan Shi en España, repasó los orígenes y atributos que envuelven a esta danza, caracterizada por absorber los pasos del kung-fu y el chi kung, y que se define, de acuerdo a la tradición, como un símbolo de buena suerte para el futuro.
Bautizo de un nuevo león
El baile que tradicionalmente es acompañado por un tambor y uno o varios pares de platillos, exhibió una muestra durante la conferencia gracias al apoyo del Club Deportivo Arte Oriente de Olmué. En conjunto llevaron a cabo un particular rito de bautizo de un león del sur –parte de la nueva implementación traída desde China por la agrupación local- en un acto que tal como reza la costumbre, sirve para potenciar el poder mágico del animal.

Finalmente, el expositor hizo una reflexión tras estar diez días en Chile: “la gente es cálida, amable y familiar, son días que difícilmente olvidaré. El trabajo ha sido arduo también, con jornadas de entrenamiento de 8 horas, junto a la agrupación de Olmué precedida por el shifú Héctor Cortés, hemos conseguido las bases para garantizar un desarrollo fuerte y sólido. Me voy encantado, sobre todo por conocer a gente maravillosa, que comparte esta loca pasión”, sostuvo.