DISFRUTA OLMUÉ

En CESFAM de Olmué se realizó taller para cuidadoras de pacientes dependientes severos

Durante el mes de mayo se desarrolló en el CESFAM Manuel Lucero de Olmué, el taller de capacitación para “Cuidadoras de Pacientes Dependientes Severos”, instancia en que el equipo de salud capacitó a once mujeres olmueínas en técnicas de manejo de pacientes altamente dependientes y el cuidado propio de ellas.
En este taller se capacitó a las cuidadoras en “Introducción al Funcionamiento del Programa”, dictado por el Kinesiólogo Marcelo Mora; “Técnicas de Manejo de Stress y  Reconocer sus Síntomas”, dictado por la Psicóloga Natalia Ojeda; “Movilización y Traslado de Pacientes en el Centro de Rehabilitación Comunitaria”, dictado por el Equipo de Rehabilitación; “Nutrición Según Distintos Trastornos y Patologías”, dictado por la nutricionista Sheila Pacheco; “Adaptaciones en el Hogar”, dictado por el terapeuta ocupacional Rodrigo Castillo; “Cuidados de Enfermería”, dictado por las enfermeras Loreto Duran y Laura López; “Beneficios Sociales”, dictado por la asistente social Yuvixa Silva; “Aseo Genital, Menopausia y Climaterio”, dictado por la Matrona Ivana Aravena; y “Trastornos de la Deglución”, dictado por la fonoaudióloga Bárbara Lanis.
El cuidado de otra persona implica una serie de exigencias que pueden perjudicar considerablemente a las cuidadoras de pacientes dependientes severos física y/o psicológicamente. Una constante en estas cuidadoras es que su vida gire en torno a satisfacer los requerimientos de la persona que cuidan, postergando sus propias necesidades, incluso dejando a sus familias en un segundo plano.
Entre los objetivos de este taller estaba estimular la formación de redes de apoyo para los cuidadores con sus pares y el equipo de salud; disminuir la sobrecarga de las cuidadoras a través de una instancia objetiva de autocuidado, y capacitación para aumentar su conocimiento sobre el manejo de sus familiares.
El director de CESFAM Dr. Rodrigo Venegas señaló al respecto que “-este espacio además sirvió para que las cuidadoras se conocieran entre sí y pudieran compartir sus propias experiencias en relación al cuidado de sus familiares, y además estrechar lazos con el equipo de salud que periódicamente visita a sus familiares en los respectivos domicilios…”comentó.